Lo que no es autoestima.

Lo que no es autoestima. Lucy Serrano

Muchos de ustedes queremos mejorar la autoestima, pero hoy vamos a hablar de lo que no es la autoestima, para que no nos confundamos y no creamos que haciendo esto que se dirá a continuación, con eso seremos personas con buena autoestima.



Lo que no es autoestima


La arrogancia.

Lo primero que no es la autoestima, es la arrogancia, la prepotencia, el sentimiento de superioridad, yo soy mejor que todos los demás, nadie me llega, nadie se me iguala, porque entonces nos volvemos personas un tanto cuanto narcisistas, criticonas, crueles, controladoras, desarrollamos características sumamente negativas y en lugar de que nos admiren y nos respeten como quisiéramos, lo que vamos a lograr, es generar muchos conflictos con los demás.

Positivismo en exceso.

Lo segundo que no es la autoestima, es el exceso, exceso de positivismo, a mí me gustan las afirmaciones, yo medito, me considero básicamente una persona positiva, pero acuérdense, yo soy muy realista, si algo caracteriza a mis vídeos es el realismo, yo soy más dada a lo que funciona y lo que no funciona; entonces cuando queremos ser positivos pero lo hacemos de una forma exagerada, es casi casi imposible e inhumano que estemos siempre con la carita feliz, al mal tiempo buena cara, digo hay muchas frases que algo de razón tienen, pero aquí, aquí la frase clave, sería la exageración; no es que te tires al drama, no es que todo lo veas catastrófico, pero tampoco pensando que todo va a salir bien, no va a pasar nada, todo está perfecto, no es lo más acertado; fíjense hace poco me llegó una paciente que tenía un enfermo muy grave en el hospital, muy muy grave y los doctores le dijeron, váyase preparando porque pues la verdad no hay mucho más que podamos hacer, toda la gente a su alrededor le decían: va a haber un milagro, tú no te preocupes, todo va a salir bien o sea era tanta la insistencia, que se sentía, esta paciente, como dividida entre lo que los médicos le estaban diciendo, que tenía que prepararse para la posible muerte de su familiar y ese falso positivismo, que en su corazón, hubiera querido que no pasara más nada grave, pero la realidad, le estaba mostrando todo lo contrario; entonces acuérdense no es catastrofismo, no es negatividad, muchas cosas se pueden resolver y aquí voy a una de mis frases favoritas, me funciona o no me funciona, esa es la frase que yo considero que tiene el balance adecuado entre ser positivo y al mismo tiempo ser realista y no caer en esa exageración, como las que les acabo de mencionar.

Dureza.

Otra cosa que tampoco es la autoestima, es la dureza, yo soy fuerte, a mí no me pasa nada, a mí todo se me resbala aunque me lastimen, el hambre me tira y el orgullo me levanta, una cosa es fortaleza y otra cosa es dureza, que hay gente que se está muriendo por dentro, reprimiendo sus emociones, su rabia, su dolor, su miedo, poniendo esa máscara de que yo soy duro, yo soy fuerte y a mí nada me pasa; acuérdate que, igual que no conviene los extremos, que uno sería explotar ante la más mínima cosa, tampoco es conveniente, que tú te reprimas, aparentando esa máscara de fortaleza y de dureza, porque vas a aparecer una persona totalmente insensible y todos somos humanos, todos tenemos derecho y necesidad a veces de expresar una emoción, sin tener ese temor a, me voy a ver muy débil, van a abusar de mí, no es la imagen que yo quiero dar, yo quiero dar la imagen de una persona que tiene todo bajo control; mira no te autoengañes, hay muchísimas cosas que no están en tu control, tanto circunstanciales o circunstancias externas, como con respecto al trato con los demás y bueno y aquí entraría, acabo de utilizar la palabra autoengaño, autoengaño es donde tú te autoengañas, cuando la realidad se está pegando en la cara, has de cuenta, una chica que tiene como pareja a un galán alcohólico, drogadicto y créeme que no estoy criticando a las personas que padecen ese tipo de situaciones, que obviamente merecen compasión, pero con ayuda psicológica apropiada o a veces psiquiátrica o veces médica, el autoengaño sería que la chica pensará, como yo tengo muy buena autoestima, voy a procurar que también él tenga buena autoestima y hay anda de rescatadora, queriendo salvarlo, queriendo cuidarlo, queriendo curarlo y diciéndole es que tú puedes, es que, piensa positivo, es que, ya sabes, que es cuestión de un poquito de fuerza de voluntad, yo con mi amor y con mi cariño voy a lograr que todo esté bien, si se están dando cuenta que nada de eso tiene algo que ver con una autoestima fuerte, con una persona que verdaderamente es segura en sí misma, libre y auténtica, para mí esas tres palabras son claves para la autoestima, que significa que seas seguro o segura de ti misma, no que seas perfecta.

Perfeccionismo.

El perfeccionismo tampoco es señal de buena autoestima, porque caerías un poco en esa dureza y en esa angustia interna de estarte preocupando de que, ya se movió un caballito del pelo, ya no me veré bien, será mi mejor ángulo esto, será mi mejor ángulo el otro, por favor sobre todo las mujeres, se que somos vanidosas, pero no quieras tener todo perfecto, porque vas a tener muchísima frustración, ojo con el perfeccionismo, no es señal de buena autoestima.

He visto personas que se enferman física y psicológicamente por querer que todo le salga bien y que todo le salga perfecto, se vale equivocarse, pero también podemos aprender de nuestros errores, se vale a veces fallar, pero hay que verlo más que como un fracaso, para que no afecte nuestra autoestima, como un aprendizaje y como una experiencia y eso respecto a ti, si tú me estás escuchando, pero si tú estás con alguien, sobre todo como pareja, que aparenta tener muy buena autoestima, aquí les voy a dar algunos ejemplos, los misóginos, los narcisistas, los controladores y tú dices un guau, como lo admiro, se ve tan seguro, es tan brillante, es tan capaz, todo lo resuelve; cuidadito, analízalo bajo la óptica de los puntos que acabo de mencionar, para que no estés confundiendo, que la persona que está a tu lado, tiene buena autoestima por esas muestras de arrogancia, prepotencia, superioridad, que en el fondo te van a lastimar y te van a hacer sentir mucho peor.

Recordemos que tenemos algo maravilloso que es la resiliencia, la resiliencia que significa, que aunque hayas pasado por momentos muy difíciles, te puedes volver a levantar, pero te levantas no a través de esa dureza o ese orgullo o esa soberbia, sino sabiendo, que ahora tienes más criterio, que ahora es una persona más humana.



Lo más reciente en Prusianoff:

Descargar Descarga más materiales educativos en el siguiente sitio ...
Leer Más
Descargar Descarga más materiales educativos en el siguiente sitio ...
Leer Más
Descargar Descarga más materiales educativos en el siguiente sitio ...
Leer Más
Descargar Descarga más materiales educativos en el siguiente sitio ...
Leer Más